No sé nada de tí

Hace mucho tiempo que no sé nada de tí, a excepción de esas tarjetas navideñas con las que nos deseamos sinceramente unas feclicidades irreales como si de un compromiso se tratara frías, breves y puntuales.

Puede que no lo creas pero he intentado escribirte varias pero algo hace que desista en el intento, quizás tu silencio, el tiempo y la distancia nos someten a una separación infinita que con nuestra actitud hacemos irrevocable.

 

No sé qué pensarás de esta carta, de lo que intento explicar y de mí. También debo reconocer que tengo miedo de saberlo.

 

Aunque no lo creas me acuerdo mucho de tí, de esa gran amiga que compartió tanto conmigo.

Siento cómo me das la espalda y no puedo reprocharte nada por que seguro que me lo merezco. No quisiera molestarte con estas letras torpes a las que intento poner orden dificultosamente.

 

Lo siento no quería alargarme tanto...

 

IMG_0307.JPG